Historia

A lo largo de su historia El Club Náutico Ensenada ha vivido distintas variables de ubicación y de estructuras. En sus inicios, de su fundación el 3 de mayo de 1929 y de no contar con patrimonio propio, alquiló oficinas en el centro de la ciudad de Ensenada y como predio alquiló una casa quinta en las márgenes del Arroyo Doña Flora, en cercanías del Rio Santiago. Esto sirvió no solo para el esparcimiento al aire libre y la naturaleza sino también para la práctica de remo y natación con una pileta flotante sobre la misma agua del Arroyo. 

Después de casi una década, a finales de 1937, y gracias al esfuerzo de los asociados, logró adquirir y construir en los actuales terrenos la actual sede social. También ubicada sobre el mismo Arroyo Doña Flora, pero en la boca que conforma con la finalización de la calle San Martin de la ciudad de Ensenada.

Su construcción fue realizada en dos etapas y finalizada a mediados de la década del 40. Su estructura fue totalmente de madera, típica de la época y similar a la de los clubes y casas quintas de la zona del Tigre (Bs. As).

Lamentablemente para diciembre de 1996 el club sufrió un grave incendio que afectó estás instalaciones de madera, destruyendo gran parte del patrimonio institucional.

Nuevamente y gracias al esfuerzo de los socios logró recomponerse y levantarse sobre los escombros en los mismos terrenos. Nacía así una nueva construcción, una nueva fisonomía, pero ya de material. Esto demandó varias etapas, a su debido tiempo, pero que se mantiene en la actualidad con dos vestuarios, una botera, un gimnasio de musculación, un salón de usos múltiples, un restaurante y dos salones: presidencia y vitalicios.

Por estas circunstancias, nuevamente el club necesitaba expandirse. No solo para albergar a   jóvenes que deseaban incorporarse a las distintas actividades, sino también ampliar la actividad náutica especialmente el YACHTING. Se necesitaba más espacio de amarras para permanecer en la orilla de nuestras costas.   

A tal efecto, distintas Comisiones Directivas que se fueron sucediendo en sus mandatos iniciaron y tramitaron gestiones ante distintos organismos del Estado (Municipal, Provincial y Nacional) solicitando tierras linderas a nuestra Institución, también sobre las márgenes del Arroyo Doña Flora.

Durante todo este periodo y hasta la actualidad se dieron distintas situaciones desde el inicio de esas gestiones que comenzaron en la década del 60. Para 2014 se consigue firmar un acuerdo con ZONA FRANCA (ente Provincial Bs.As.) la sesión en carácter de guarda por el termino de 10 años, renovables automáticamente, de las costas del Arroyo Doña Flora hasta Río Santiago (más de 700 metros de costa y aproximadamente 20 hectáreas naturales). Dicho convenio se firmó en un acto presidido por el Intendente de la Ciudad de Ensenada, Mario Secco.

En estos terrenos, manteniendo árboles y plantas autotomías, respetando la FLORA Y FAUNA, se pudo dar mejor comodidad a los asociados, con nuevos y más amplios espacios: sector de camping, parrillas, nuevos baños, espacios de esparcimiento, cancha de fútbol 9, hockey 11 y fundamentalmente darle importancia y una nueva impronta al YACHTING en todo este lugar, con nuevas amarras y mejores marinas.

Para mediados de la década de 2010, gracias al trabajo de la Comisión Directiva y del apoyo del Intendente de la Ciudad de Ensenada Mario Secco, se logró la construcción del Gimnasio deportivo donde se encontraban las viejas canchas de Paddle. Esto dio un salto de calidad al club ya que allí se pueden desarrollar diversas actividades deportivas y eventos sociales. 

Actividades

La adquisición de la sede social, con mayor espacio, permitió no solo continuar con los deportes náuticos, sino también lograr la incorporación e implementación de nuevas actividades como el básquetbol, el cual habrá de resultar como uno de sus principales deportes. Acompañado por la construcción del gimnasio de básquet Enrique Pérez en la década del 70 con piso de cemento, se logró alcanzar en 2017 el tan ansiado piso de parquet.

Otro de los deportes característicos del club fue y es el Tenis Criollo, (tenis con paleta de madera). Desde sus inicios contó con sus dos canchas realizadas con mano de obra de los asociados en la década del 70 y mejoradas a nuevas hace unos años. Además, cuenta con dos canchas extras: MicroEstadio y Gimnasio Enrique Pérez.   

Para la década del 60 se logró la construcción de una nueva piscina semi olímpica -25×12-  en de agua salada, que a la fecha dicho natatorio sigue funcionando pero con intenciones de renovarlo por completo.

Todas estas nuevas actividades deportivas, acompañadas de grandes eventos culturales y sociales, como el Malón del Palo Bonito con sus primeras celebraciones en la década del 60 (en la actualidad se sigue realizando) permitió el incremento de la masa societaria, especialmente, chicos y chicas, que colmaban las instalaciones. Con el correr de los años se fue agregando a las celebraciones anuales del club la Fiesta de la Cerveza, organizada por el hockey femenino.

A fines de la década del 2000, se dan los primeros pasos del hockey femenino en el sector Cingano. Gracias al trabajo de varios asociados, se logró recuperar la vieja cancha de fútbol 9 para darle nuevamente al socio un lugar y que el hockey femenino comience con su actividad. Para finales de la década de 2010 se dio inicio a la constricción de la cancha de hockey sobre césped natural. Con sus medidas reglamentarias potenció mucho la disciplina ya que los partidos de locales se disputaban en cancha ajena. 

Por último, el CLUB NAUTICO ENSENADA se rige mediante su ESTATUTO Y REGLAMENTO GENERAL, en el que se establecen entre otras cosas como deben conformarse las Comisiones Directivas, como así también los derechos y obligaciones de los Asociados. Lo que garantiza un correcto funcionamiento jurídico e institucional.